Delegado de Protección de Datos (DPO)

El Delegado de Protección de Datos es la persona designada por la entidad para analizar, examinar y evaluar el cumplimiento normativo con el propósito de vigilar y recomendar mejoras en los procesos de tratamiento.

No todas las empresas están obligadas a designar un Delegado de Protección de Datos (DPO).
Es obligatorio en los siguientes casos:

  • Administraciones públicas, organizaciones y empresas con más de 250 trabajadores
  • Empresas que realicen tratamientos de datos a gran escala (Big Data)
  • Entidades que traten con datos especialmente protegidos (salud, religión, creencias, afiliación sindical o vida sexual)

El resto de empresas no están obligadas, pero es recomendable que cuenten con esta figura, ya que garantiza un nivel alto de cumplimiento.